Robo de tarjetas de crédito y débito

15 de octubre de 2009

Hace un par de meses, surgió la noticia de que el líder de una red de hacking había sido procesado por el robo de los datos de 130 millones de tarjetas de crédito y débito en los Estados Unidos. No es algo que a esta persona le viniera de nuevo porque ya estuvo en la cárcel por cargos similares en 2006, aunque esta vez el volumen del robo no deja de ser sorprendente.

Vamos a detallar algunas de las características más importantes de este acto:

- Esta persona, y su banda, no necesitaron usar métodos demasiado sofisticados. No fueron hackers expertos, en el sentido que no tuvieron que acceder remotamente a la red de los emisores de las tarjetas. En lugar de esto, tomaron un camino más fácil: ir conduciendo con un portátil encima para buscar redes no protegidas.

- Una vez conectados a estas redes no seguras intentaban hackear los sistemas de las empresas o usuarios para conseguir los datos. Hay un gran mercado negro en el que los números de tarjetas de crédito válidos se pagan muy bien.

- Los restaurantes fueron objetivos prioritarios porque “suelen fallar en tener sus antivirus y sistemas actualizados”.

- Al mismo tiempo que se dedicaba a esta actividad delictiva, trabajaba también para el Servicio Secreto de Estados Unidos como informador. Esta es una de las principales razones por las que avast! y la gran mayoría de empresas de seguridad rechazan contratar hackers “reformados”.

Así pues, a pesar de que ningún usuario normal tiene millones de números de tarjetas de crédito en sus ordenadores, sí tenemos todos muchos documentos e imágenes que pueden ser personales y privados. Al igual que los restaurantes, tiendas, etc. que fueron víctimas del hacker del que hablamos, también podemos ser vulnerables ante ataques si no tomamos las precauciones oportunas:

- Ten siempre tu antivirus actualizado y funcionando. Con avast! esto es muy fácil de comprobar: fíjate en que la protección residente (bola azul con la “a” al lado del reloj de Windows) va dando vueltas mientras abrimos ficheros y navegamos por internet.

- Asegúrate de que tu cortafuegos está activado. Para los usuarios de avast!, mira si el firewall de Windows (o cualquier otro que estés usando) está en marcha. El próximo avast! 5 contará con una versión que incorpora cortafuegos para hacer esta tarea más fácil.

- Protege siempre tus redes inalámbricas, usa encriptación y a ser posible oculta tu SSID. Este tipo de redes tienen más potencia y alcance de lo que muchas veces nos imaginamos.

- No compartas tus archivos. Incluso aunque estés en una red doméstica, mira bien qué carpetas y ficheros compartes ya que en ocasiones podemos tener documentos confidenciales en directorios compartidos. Piensa que si alguien accede a tu red de manera ilegítima podrá acceder a todo lo que compartes de manera relativamente sencilla.

- Confía en las alertas de seguridad de avast!, especialmente en lo que se refiere a avisos sobre páginas web peligrosas. No asumas que porque una página web es famosa o tiene un negocio real detrás puede estar libre de infectar tu equipo, ya que pueden haber sido hackeadas incluso sin que sus administradores lo sepan en ese momento. Evidentemente, los sitios pequeños y con un rango de visitas medio-bajo son más susceptibles de ser hackeadas porque sus administradores no tienen por qué tener conocimientos altos sobre este tema.

El presente artículo es una traducción y adaptación de un post escrito por Vincent Steckler en el blog oficial de avast! en inglés.

Copyright © 2005-2020 Anti-Virus.es Todos los derechos reservados. Aviso legal - Avast y sus logos son marcas registradas de Avast Software, s.r.o.

licensemap-markerlaptop-phonemenu-circlecross-circlearrow-left-circlearrow-right-circlelayers linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram